Emiliano Guillén-Soldevilla, oriundo de Rayón S.L.P., ¡ciudad del rock! y chilango por convicción. Estudio Relaciones Internacionales en la UNAM, lo que aumentó su amor por la fotografía al mostrarle un mundo lleno de imágenes maravillosas.
Su vida está llena de movimiento, es por eso que le gusta la fotografía, porque cada paso, cada sueño le trae una imagen nueva. Colecciona cada imagen, crea historias con ellas, algunas bellas, otras tristes  a veces estridentes, pero siempre fieles a la belleza increíble de la realidad que nos rodea. Con su fotografía  busca crear un espacio en la mente del  espectador, un espacio donde pueda nacer el saludable ejercicio de la duda y el despertar a lo sublime.
Pero hay que ir más allá. Actualmente desarrolla una teoría artística que llama Neo-Realismo Fantástico, la que sencillamente dice que lo “fantástico” es parte de nuestra vida cotidiana. Quiere que México, y muy especialmente San Luis Potosí, sean fuente de inspiración para todas las obras que nazcan de esta teoría.