Gorditas De Horno, Comida Típica Potosína

¿Que le damos amiguito? es lo que siempre pregunta amablemente la señora María Susana Acosta Vargas, ella vende las riquísimas gorditas de horno, una de las comidas más típicas de San Luis, también una de las favoritas de los “estudihambres” de la zona universitaria.

La señora Susana no hace las gorditas, las preparan otras personas y ella junto con su marido las vende.

“Es un trabajo laborioso, requiere varias manos, por eso es mas conveniente que sea un negocio familiar”.

IMG_9297

Esta comida empezó a ser preparada en el Saucito, pero eran de puro chile, entonces a alguien de la colonia de Tierra Blaca se le ocurrió comenzar a hacerlas de “comida”. En ese entonces iniciaron con 4 guisos: chicharrón, carne desherbada, queso y rajas con queso. Después los clientes empezaron a preguntar por otros ingredientes, los típicos de las gorditas normales.

“¿No hay de picadillo?, ¿De mole?, ¿De choriquezo?, Esas ideas las daban ustedes”

Pero no se presta para cualquier ingrediente, ya que por el método de preparación y la masa seca de la gordita se puede desparramar el relleno, solo quedan bien las de chicharrón, carne desherbada, queso, rajas con queso, picadillo, mole y choriqueso, no solo por lo que la gente pide, sino porque no se presta otra comida.  Papas si, pero con queso, o con zanahoria, como en semana santa que se preparan las de de atún y de pipián.

“Si  yo la quiero hacer por decir de moronga no queda”

Las gorditas están hechas de nixtamal y se cuecen en un horno de barro que se calienta con leña durante tres horas. Ya que esta bien caliente se meten las charolas, “Como si fuera pan, directo en las brasas” y quedan listas en una hora aproximadamente.

“Tiene que ser leña limpia, porque si por ahorrarme un centavo le meto basura, la gordita va a estar apestosa, fea, contaminada y nos va a hacer daño”.

Las gorditas están bañadas en una rica salsa de jitomate, chile jalapeño, cilantro y cebolla, pero ¿Por qué bañadas en salsa?, pues por lo seco de la gordita, nos contestó doña Susana y nos dijo ademas que la masa tenia que estar muy bien amasada, como un cuando se preparan tamales.

“Por más que pongas la correcta cantidad de manteca y todo, si no hay buena mano no queda bien preparada la masa”

IMG_9313

“Estas están suavecitas, no están duras como otras, pura calidad”

IMG_9303

Doña Susana estuvo vendiendo gorditas durante 22 años en unas canchas adentro de la UASLP, pero por cuestiones políticas tuvo que salirse y ya lleva 3 años afuera en zona universitaria, por niño artillero, ella comenzó en ese negocio junto con su esposo, “Es un negocio completamente familiar”.

Les recomendamos que prueben estas gorditas de horno, comida típica potosina, pero tienen que ir temprano porque diariamente se vende de 70 a 80 gorditas y se acaban rápido, ademas de deliciosas y llenadoras, son bastante baratas.