¿DE DÓNDE VIENE LA ROSCA DE REYES?

      La tradición de la partida de la Rosca de Reyes data del siglo XIV en Francia. La manera de compartirla era un ritual.

La primera rebanada era para aquél que fuera pobre o que llegara sin avisar al hogar.

La siguiente era para los ausentes, es decir, los hombres que estaban en la armada del Rey y eran enviados a la guerra.

Finalmente se compartía entre el resto de los presentes. Esta tradición se expandió a otros países de Europa y América.

En México la manera de partir la rosca es diferente, pues en el pan se esconden muñequitos de plástico que simboliza al niño Dios y cada quién escoge al azar qué pedazo de rosca quiere, decidiendo así su suerte. A quienes les salen los muñequitos, automáticamente se convierten en madrinas o padrinos del niño y deben llevarlo a bendecir a la iglesia y festejar el acontecimiento con tamales y atole el 2 de febrero, Día de la Candelaria.

En México se parte la rosca desde hace más de 400 años.