La Vida Loca Del Actor José Gálvez

    José Gálvez fue un actor nacido en Santander Colombia en 1931, pero que en 1947 viajo Argentina para cumplir con un contrato como torero pero termino actuando por primera vez profesionalmente, de ahí viaja a Santiago de Chile en donde permanece en una compañía teatral hasta 1943, para finalmente viajar a México invitado por el actor Miguel Manzano.
Debutó en la industria del cine,el teatro, la televisión y el doblaje compartiendo escenario con las grandes luminarias del cine nacional como Cantinflas, Ofelia Guilmain, Sergio Corona, Manolo Fabregas y Silvia Pinal mencionar solo algunos.
Fundador del teatro Helénico, José Gálvez participo al menos de 300 películas y en 60 obras de teatro, no fue una actor por casualidad,poseía un don especial que lo hizo proyectarse ante su publico con esa magia que solo los grandes tienen.
De su época en Santiago de Chile le sobrevive su hijo el también actor José Gálvez Aguilera, ciudadano chileno y que fue invitado por su padre a venir a México y a quien conoció hasta los 18 años de edad, aquí vivió y trabajo con el en la gran ciudad capital del país, en donde la industria cinematográfica tuvo un desarrollo descomunal por aquel entonces en comparación del resto de América Latina, periodo al que se le conoce como “La Época de Oro”.
Por azares del destino José Gálvez junior vivió, trabajo y se caso en San Luis Potosí en donde fue maestro de teatro del Instituto Potosino de Bellas Artes (IPBA) y monto varias obras de teatro,por lo que es ampliamente conocido entra la comunidad artística potosina, por razones del destino hoy vive en Montevideo Uruguay en donde me concedió amablemente esta entrevista.
Fue en 1972 cuando José conoce a su padre por primera vez, quien lo recibió con mariachis en el aeropuerto, con pistolas y todo, lo que, dice, lo dejo gratamente impresionado, de inmediato lo introdujo en el fantástico mundo de la farándula y en donde lo presumía como su hijo actor y dramaturgo.
La primera persona que conocí fui al cineasta español Carlos Saura quien por ese tiempo filmaba varias películas en México, luego me interese mucho por el teatro indígena y gracias a que acompañaba a mi padre por distintos foros fui aprendiendo de muchos personajes: Alejandro Aura con quien trabaje mucho en el teatro bar “El cuervo”, Victor Trujillo “Brozo” y Ausencio Cruz con quienes colabore en el programa “Tienda y Trastienda” en la TV institucional, Salvador Pineda y Hugo Stiglitz. Incluso yo le escribí el personaje de “La Beba Galvan” a Victor Trujillo, señala.
Mis primeras experiencias en teatro fueron en los montajes: “En un lugar de la mancha”, “El animo de dar”, “ Medea” con la esposa de mi padre Ofeliia Guilmain a quien se refiere como un estupenda actriz que impresionaba al pararse en los escenarios y que merece todos mis respetos donde quiera que se encuentre,ya que falleció en el año 2005.
La fría tarde se calienta frente a la hermosa rambla del parque Rodo en Montevideo y entre tragos de mezcal y cerveza “Patricia” le insto a que me hable de ese mundo maravilloso de los estudios, los sets de televisión y los teatros de la ciudad de México en la época que le toco vivir al lado de una luminaria del cine mexicano de la talla de su progenitor.
Nunca olvidare una madrugada que mi padre tenía que participar en una película con el Santo el famoso enmascarado de plata, fue en la plaza de Coyoacan, mi padre vestido de inspector esperaba al ídolo de la lucha nacional que arribo en un convertible blanco y por mas estúpido que parezca el guion, en este mi padre le preguntaba al enmascarado de plata ¿Eres tu Santo?.
Reconoce que el ritmo de vida que llevaban los actores antes mencionados y algunos mas era descabellado es decir había alcohol,marihuana y cocaína en grandes cantidades y muchas mujeres por supuesto.
Eran tremendas fiestas bacanales extremas interminables en Acapulco, Cancún y el D.F. incluso cometa que en una ocasión en uno de los camerinos de cierta cadena de televisión nacional estaba con su padre y llego un actor que tiene años conduciendo un programa matutino los domingos para niños en cadena nacional y que sin pedir permiso empezó a inhalar cocaína para poder trabajar…
De su paso por la ciudad capital del estado de San Luis Potosí guarda gratos recuerdos: “Amo a San Luis Potosí ahí hice gran parte de mi vida de hecho me enamore varias veces y tengo una hija que ya ha de tener 15 años sueño con algún día se me conceda la dicha de volver y reencontrarme con ella, con el permiso de su madre quien trabaja actualmente en la Secretaria de Cultura del Gobierno del Estado”, apunta.
Le pregunto si al paso de los años y de tantas experiencias que vivió al lado de su padre, quien por cierto lo cito un día en un lujoso restaurante de la ciudad de México para avisarle que estaba muriendo de cáncer,el histrión tenia 47 años, por lo que se pusieron justos a celebrar lo poco de vida que le quedaba.
“Mira Carlos viendo al pasado no me arrepiento de mucho, pero de algo si me enfado conmigo mismo, que nunca preví el futuro, mis conocidos actores hoy son millonarios, y mantienen una casa, carros ,propiedades, yo, simplemente preferí vivir el momento, pero tengo a mi madre.una gran actriz uruguaya y estoy vivo que es lo importante”, puntualiza.

A GALVEZ 4