img_3087

   El guion como nuevo género literario

    El proceso creativo de escribir un guion de cine y el proceso de dirección de una película, así como la poesía cuyas herramientas son la palabra, signos de puntuaciones, teatro, los diálogos y el escribir cinematografía en donde hay que plasmar imágenes en un lenguaje que ha surgido como el nuevo género literario en la actualidad.

      Asistimos al taller de guion cinematográfico impartido por el director y escritor australiano Michael Rowe ganador de la ” Cámara de Oro” a mejor opera prima por su película “Año bisiesto” en la 63 edición del Festival de Canes Francia en 2011, impartido en la sala de cronistas del palacio municipal de San Luis Potosí en el marco de la celebración de la XII edición del Festival de Letras de San Luis.

Michael Rowe nació en Ballarat Australia y publicó sus primeras poesías a los siete años de edad, fue aprendiendo de otros géneros literarios y entre los 16 y 20 años empezó a escudriñar en la “Narrativa sin palabras, como el la llama, Anna Karenina de Tolstói que representa el arte de “escribir sin palabras” en su máxima expresión.

Marca la clara diferencia, al iniciar su curso de taller sobre escritura de guion y que imparte durante tres días en las actividades académicas paralelas a las lecturas, conferencias y conciertos del Festival de Letras, ante una nutrida audición entre el cine y la televisión, no sólo en los presupuestos de producción, sino en las formas: “La televisión tiene su origen en el radio y por lo tanto el guion de radio es la base del script de televisión, hay muchas pausas”.

El cine proviene de su hermano menor: el cine mudo, que tras 30 años de existencia dio paso al sonido y a la verdadera apreciación del llamado séptimo arte sus transformaciones a través del siglo XX desde los mudos 30’s hasta llegar a los agitados 90’s; en todo este tiempo no hubo prácticamente herederos intelectuales de la creatividad, a pesar de que los grandes estudios de Hollywood intentaron cambiar sus prácticas de producción.

Entonces se trata de comunicarlos atreves de las imágenes, es decir en el taller de guion hay siempre una exigencia por parte del maestro hacia sus alumnas de escribir imágenes tan intensamente como sea posible, un largometraje por ejemplos e tarde entre 3 o 4 meses en escribirse, es una experiencia fascinante en donde todos los personajes hablan por sí mismos.

Como escritor y director de sus propios guiones Rowe cuenta su experiencia personal: ” Los seres humanos somos empáticos por naturaleza, y repito tratamos de comunicar emociones sentimientos vivencias, mi primera película “Leap Year” (Año bisiesto) fue algo muy duro porque está basada en mi propia vida cuando llegue a México, no hablaba español y me ponía a contemplar desde mi ventana un universo de 23 millones de personas viviendo en el DF”.

Se dirige a su clase conmovido y apunta que la técnica es lo de menos, sugiriendo que, aunque cualquiera puede escribir un guion de cine no todo el mundo sabe y entiende lo que es sentir el dolor ajeno y empalizar con las cosas que suceden en el mundo, no todas las películas están bien filmadas, lo que no quiere decir que el guionista no era bueno, pues una vez entregado el trabajo, el director hace con el guión en el montaje final lo que le viene en gana.

Al inicio del taller, el escritor australiano ya residente en México por décadas, ofreció interesantes herramientas a los asistentes entre otras una larga lista de películas que hay que ver dijo para captar los mejores guiones de la historia destacan: “Riff Raff” del británico Ken Loach, “Animal Kingdom” de David Michôd, “Mamut” de Lukas Moodysson y estelarizada por su amigo Gael García Bernal y Magnolia de Paul Thomas Anderson por mencionar solo algunas.

Recomendó el uso de programas de software para la escritura de formatos de guion, y explico cómo se desarrolla un guion de un cortometraje, la línea de escena, los personajes, locaciones etc. proyectando tres ejemplos básicos del buen cortometraje: ” El héroe” de Carlos Carrera, premio Ariel el mejor corto de ficción, “Ponchada” con Jesús Ochoa y Lisa Owen, así como “Ver llover” de Elsa Miller ganador del premio a mejor cortometraje en Canes 2007.

El autor australiano-mexicano por adopción cerrará su participación en el festival de letras con una conferencia magistral intitulada precisamente ” el guion como nuevo género literario” cuyo moderador será Carlos Gómez Iniesta director editorial de la revista “Cine Premier” el próximo viernes 9 de septiembre en la sala de cronistas de palacio municipal.

Por: Carlos Álvarez Gallegos